Una de las preocupaciones habituales de aquellos que se interesan por la movilidad eléctrica es saber cuál será la autonomía real de su coche eléctrico.

¿Llegaré a destino?

Los dos pilares básicos para conocer la autonomía de nuestro coche eléctrico son el consumo por kilómetro y la capacidad de las baterías. No es tan complicado, ya verás.

En nuestro post anterior te hablábamos del consumo, por lo que no vamos a repetir los conceptos básicos relacionados con el propio vehículo, aunque sí vamos a remarcar los factores “externos”, tanto los relacionados con el propio recorrido como los relacionados con el conductor.

Sigue leyendo y al final de este artículo tendrás todos los elementos para decidir si te conviene alquilar un coche eléctrico para tu próximo fin de semana o tus vacaciones. O decidir comprar uno.

Consumo de los diferentes modelos de coche eléctrico

El consumo real de un coche eléctrico depende del modelo concreto y estimamos que está entre los 15kWh/100km de un BMW i3 hasta los 25kWh de un BYDe6 en condiciones mixtas. La capacidad de las baterías también depende del modelo: el nuevo Nissan Leaf 30kW lleva una batería de 30kWh, el BMWi3 y el Renault ZOE una de 22kWh, mientras BYDe6 llega a los 60kWh y Tesla Model S a los 90kWh en alguna de sus versiones. Los cálculos son sencillos. Si nuestro coche consume 20kWh/100km y disponemos de 40kWh en nuestra batería, podremos recorrer 200km. En conclusión, la autonomía máxima de cada modelo depende de su consumo por km y de la capacidad total de sus baterías. Fácil, no?

Ejemplo de cálculo del consumo de un vehículo eléctrico

Vamos a afinar los cálculos. Tomemos como ejemplo el Nissan Leaf. Si llevamos la batería de 30kWh y nuestro consumo medio es de 17kWh/100km, con la batería a tope podremos recorrer 176km. Reales.

¿Qué ocurre si no tenemos la batería a tope?

Los fabricantes nos ahorran tener que hacer cálculos continuamente y nos ofrecen en el display esta información, basada en el consumo y estilo de conducción de los últimos kilómetros realizados con el mismo coche. Esto es muy práctico si el coche lo conduce habitualmente el mismo usuario, pero puede ser un poco engañoso si el último recorrido fue en una carretera de montaña de fuerte pendiente. En cualquier caso, las previsiones se reajustan continuamente por lo que resultan bastante fiables.

El modo ECO

Todos los coches eléctricos disponen de un modo de conducción ECO configurado por el fabricante para optimizar el consumo de las baterías. En el modo ECO se limita la potencia para conseguir el menor consumo por km recorrido.

Te recomendamos utilizar el modo ECO por defecto, aunque si vas sobrado de energía, prueba a subir por una carretera de montaña y descubrirás la gran respuesta de los motores eléctricos.

Autonomía del coche eléctrico

Esto nos lleva de nuevo a hablar de los factores externos que influyen, y muy notablemente, en la autonomía de las baterías. En primer lugar debes tener en cuenta las características de la carretera. Todos los coches consumen más en los trayectos con desnivel positivo o a altas velocidades en autopista. Es evidente que en el mismo trayecto de Barcelona a Puigcerdà, por ejemplo, vas a consumir más a la ida que a la vuelta de Puigcerdà a Barcelona.

Otro factor importante es la temperatura exterior, que influye en el rendimiento de la batería y en el consumo de energía si enciendes el climatizador. Nada nuevo ni distinto a lo que ocurre con cualquier automóvil.

Te recomendamos que en tus primeros desplazamientos seas prudente en los cálculos y a medida que conozcas mejor el coche y tu estilo de conducción, podrás ajustar mejor las previsiones.

Planifica la ruta

Y claro, no podemos dejar de hablar precisamente de las previsiones, de cómo planear tus viajes. Porque la autonomía de tu coche no se limita a la carga total disponible de la batería.

La buena noticia es que podemos cargarla en el camino. ¿Cómo? Pues éste será un nuevo post!

Estáte atento!

Si eres el primero en dejar un comentario tendrás un descuento del 5% en tu próximo alquiler con wattacars!